La política y el poder

La política es una carrera bastante difícil de llevar una vez que se asume un cargo dentro del gobierno. Para que una persona se mantenga íntegra en sus pensamientos, deberes y nivel de compromiso con los ciudadanos para los que trabaja debe trabajar en base a ellos a diario y recordarse una y otra vez por qué está ocupando el cargo que ocupa y el por qué le fue otorgada tal responsabilidad. Dentro del mundo político, son tan grandes y tan importantes las relaciones que se manejan que siempre existirá alguien dispuesto a ofrecer grandiosos y gloriosos beneficios a quien sea capaz de seguirlo de apoyarlo en cualquier artimaña que le dé más poder, más posición, más dinero.

La ética profesional lógicamente va de la mano con todo esto que el político debe mantener de manera íntegra, no vender sus convicciones ni su lealtad, ni su forma de pensar a cambio de un cargo o de dinero. Todos queremos ganar bien, todos queremos una mejor posición en la vida, pero no hay nada más glorioso y que tenga más valor que llegar a donde queremos siendo respetados, siendo admirados y sobre todo siendo humildes, sin pasar por encima de nadie. Si los políticos fueran más honestos, el mundo sería otro.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *